Servir a Dios es un privilegio, servimos a Dios porque le amamos y estamos agradecidos por lo que El ha hecho en nosotros.

Servir a Dios conlleva una gran bendición. Cuando nosotros nos ocupamos de las cosas de Dios, Su mano se mueve en favor de nosotros en todas las áreas de nuestra vida.

Servir no es una carga, es un placer. No hay nada que pueda darnos mayor satisfacción en esta vida que morir a nosotros mismos, rendirnos y ofrecer nuestros dones y talentos para el beneficio de los demás.

Te animo a buscar un lugar en Vive Comunidad de Fe en donde servir, puedes hacerlo en el área de niños, o con jóvenes, en el equipo de bienvenida, en una causa social, en el equipo de manos, abriendo un grupo.

Te invito a que este domingo te acerques a nuestra área de informes ubicada en la entrada y averigua como puedes ser parte activa de lo que esta sucediendo en nuestra iglesia.

Creemos que la mejor forma de crecer espiritualmente y desarrollar nuestros dones es sirviendo.

De hecho, si quieres comenzar este domingo, te esperamos a las 10:00 para organizarnos y tener un tiempo de oración juntos.

La gente mas comprometida con Dios y con nuestra iglesia es la que mas sirve.

Junto con Carina, hemos disfrutado nuestro servicio a Dios por casi 30 años, y creemos que lo estaremos haciendo hasta el final de nuestras vidas.

Vale la pena vivir para Dios! Hay belleza en una vida desinteresada.

Hebreos 6:10

Pues Dios no es injusto. No olvidará con cuánto esfuerzo han trabajado para él y cómo han demostrado su amor por él sirviendo a otros creyentes…

Sergio